martes, 25 de febrero de 2014

PURO BLANCO: COCINAS

Este post lo tengo pendiente desde hace un montón de tiempo, he ido recopilando de unos lados y otros hasta que he encontrado suficiente material que me encantase para hacerlo.

Mi sueño en cocinas es tener una preciosa cocina blanca con encimera de madera. El piso en el que vivo tenía una bastante bonita de cerezo que no se merecía ser eliminada, así que la adopté, y dejé este deseo para otro momento.

Iré comentando una a una las cocinas, pero hay una cosa general en todas que quiero que tengáis en cuenta, el azulejo, cada vez más neutro, principálmente en blanco tipo metro o colores lisos e incluso la ausencia de este.

Esta es una típica cocina de madera maciza a la que se le ha introducido el detalle del azulejo a media pared y la ausencia de muebles superiores, si no estanterías abiertas. La encimera de madera resalta el blanco de los muebles.

Aquí os presento una solución para los que tenéis poco espacio. Es una cocina integrada en el salón por una barra unida a una librería panelada con la misma madera. No me digáis que no es genial!!!!!!!

Esta cocina es para espacios pequeños, tiene cada uno de los rincones aprovechados con muebles y un fregadero que es el alma de la decoración. Este tipo de fregaderos podéis encontrarlos en Ikea.

Pasemos a estilos de muebles más lisos. Si me habéis seguido en otros post, sabréis que yo tiendo a lo recargado, pero es cierto que ahora hay mucha tendencia  a este tipo de mueble liso, blillante y sin tiradores incluso.

Una combinación perfecta, la sobriedad del mármol puro en la encimera con las lineas totalmente rectas de los muebles combinado con la piedra del fondo.

100% blanco y negro. Los muebles no tienen tiradores pero si la forma de estos. La pared es totalmente lisa y los complementos son negros para destacar aún mas la pureza del blanco.

Ahora veamos algo más rústico.

Diosssss decidme que esta cocina no es perfecta!!!!!!!. Los detalles la colman de vida. El horno vintage en azul, los paneles de madera, las lámparas cromadas sobre los fogones y la mesa. Es pura paz.

Combinación de madera blanca y virgen sin tratar, fregadero antiguo, salida de humos mediante un tubo. Esto es un ejemplo de lo rustico hecho Chic.

Aquí tenéis algunos ejemplos de como introducir el color en este tipo de cocinas sin crear el caos. Las sillas, los electrodomésticos o incluso la pared pueden ser el elemento que rompa con el blanco general. Daros cuenta como el color que elegimos está presente también en pequeños detalles extraviados por la estancia, dando unión y armonía al conjunto.











No temáis meter la pata al introducir elementos que no son típicos de las cocinas como sillas de jardín, lámparas cromadas, paredes lisas pintadas o cuadros ............ Y por favor introducir naturaleza, macetas de especias, flores de temporada o ramilletes silvestres.


 Para terminar os pongo la foto de una de las cocinas blancas mas bonitas que he encontrado. Es como si un invernadero lo hubiesen transformado en cocina llenando de vigas el techo y dejando toda la zona acristalada de las paredes. Para coronar la sala una lámpara brocada con tulipas en blanco.

Fijaos en todos los focos que se distribuyen  por toda la cocina, las puertas de panel de abeja al fondo y la presencia de muebles abiertos donde colocar cestas o vajilla.


Espero que os guste este nuevo post.
Un besito a tod@s













2 comentarios:

  1. Este post es fantástico, todas son ideales y cocinas de ensueño!! me encanta una cocina en blanca, con un bonito fregadero rustico en cerámica y como no con una de esas bonitas alacenas del post pasado!! :)
    Un besito!!

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que este post te gustaría, jjjjjjj
      Un besito

      Eliminar